Historia

CAÑAFISTOL, BANI; REPUBLICA DOMINICANA

 

Datos Generales

 La comunidad de Cañafistol fue elevada a la categoría de sección mediante ley del Congreso Nacional de fecha 29 de mayo del año 1974, dicha disposición entro en vigencia el 16 de agosto del mismo año; tal y como lo hace contar don Adriano Uribe Silva, a la sazón presidente del Senado del país.

Ubicación

 Esta comunidad limita: al este con la ciudad de Bani, al sur con el distrito municipal de Villa Sombrero, al oeste con la sección Las Tablas y el Arroyo Cana y al norte con la Carretera Sánchez y la Sección Galeón.

El área terrestre de la comunidad se localiza en los 18º 16’44.43” latitud norte y 70º 22’01.07” longitud oeste, de acuerdo a datos tomados de Google Earth.

Pluviometría y Clima

  Las informaciones de la Secretaria de Estado de Agricultura, dan cuenta de que el promedio de lluvia anual de la comunidad es de 1.66 milímetros cúbicos por día; lo cual vario con las tormentas “Noel” y “Olga” de los meses de octubre y diciembre del 2007 en que los registros llegaron a niveles nunca antes observados. En el curso de la tormenta Noel durante el día 28 de octubre el pluviómetro paso de los 170 milímetros; mientras que el 29 del mismo mes, fue de 166.0 milímetros, lo cual nunca antes había ocurrido-al menos no se cuenta con información sobre el particular-.

A continuación, los promedios de los últimos 4 meses del año 2007: Septiembre 1.94, octubre 18.09, noviembre 2.53 y diciembre 5.61 milímetros cúbicos; lo cual baja significativamente en enero, que registro apenas un 0.51 milímetros de lluvia.

Clima

 Con un clima seco y cálido; Cañafistol presenta una temperatura media anual de 26.9oC.

Tipo de Suelo

 Estudios patrocinados por la Junta de Regantes Nizao-Valdesia, establecen que el suelo de la Sección Cañafistol, es del tipo Franco-Arenoso, excelente para el cultivo de lechosa, plátano, guineo, yuca y mango. Además de estos rubros, las agricultoras de la zona cultivan cebolla, ají, berenjena, maíz, guandul, tomate, pepino, limón, batata, entre otros.

 

Características del Suelo de Cañafistol:

Materia orgánica en %                 : oscila entre 1.1 y 2.8.

PH                                                   : oscila entre 7.3 y 8.6.

Conducta Eléctrica                           : oscila entre 0.36 y 0.79.

Fosforo (p) (PPM)                              : oscila entre 5.0 y 18.0 ppm

Potasio (K)                                          : oscila entre 0.10 y 0.28.

Calcio (Ca)                                          : oscila entre 7.83 y 30.7.

Magnesio (MG)                                  : oscila entre 1.66 y 3.53.

Sodio (Na)                                       : oscila entre 0.5 y 0.98.

C:I:C Efectivo                                    : oscila entre 10.3 y 34.9.

Micros Nutrientes

Hierro (Fe) (P.P.M)                          : varía de 1.71 a 5.04.

Zinc (Zn)                                          : varía de 0.59 a 1.07.

Manganeso (Mn)                              : varía de 0.94 a 4.45.

Cobre (Cu)                                       : varía de 1.14 a 2.92.

Hidrografía

 En materia hidrográfica, Cañafistol cuenta con varios arroyos y cañadas, los que solo se observan con grandes riadas en tiempos de tormentas o huracanes; entre los cuales podemos citar, arroyo Bahía, arroyo Virreina, arroyo Cana y el arroyito del Muerto.

 

ORIGENES DE CAÑAFISTOL

Por Manuel Vetilio Valera Valdez

 Las tierras de valle de Bani fueron en la primera época colonial, propiedad de la familia Colon y Toledo, los hijos del Segundo Virrey de Indias, Don Diego Colon Moniz de Perestrello y su esposa, Doña María de Toledo; que llegan a Santo Domingo el 10 de julio de 1509.

Los diversos hatos diseminados en la geografía de esta comarca, cuando detenida y concienzudamente hacemos un estudio de la toponimia, nos llevan a ciertas interrogantes. El arroyo de la Virreina alude a un Título Nobiliario; el de María de Toledo, cuyo hijo Cristóbal Colon y Toledo caso con Ana de Pravia, natural de Villa de Pravia, Provincia de Oviedo, principado de Asturias; España.

Ana de Pravia era hija de Francisco Ruiz de Pravia y Beatriz de la Rocha, venia viuda de un hijo de Garcilaso de la Vega y fue la aspirante a Virreina por casa con un hijo de esta.

En las tierras circundantes a Cañafistol, encontramos toponímicamente hablando dos arroyos: Ojeda y Pinzón, que aluden a dos apellidos hispánicos, de cierto relieve por cierto; y encontramos el hatillo de Sodorin o Solorin, que fue sucesivamente propiedad de don Juan de Sodorin, don Jerónimo Peláez y Ana de Acevedo y Sodorin, Don Juan Luis Guerrero, la familia Franco-Peguero (Dionisia, Manuela de Jesús, Andrea y Manuel), el Capitán Miguel Peguero y Francisca Javier de Soto; de quienes desciende Luis Josep Peguero, historiador de Bani; posiblemente el primero de este valle, fallecido en 1791; la familia Mejía para 1800 y luego Antonio Álvarez y Margarita Fuentes, que fueron los últimos dueños conocidos del Hatillo Solorin.

Las tierras del Hato de San Marcos de Cañafistol, Solorin, Las Tablas, Galeón y Calabazas, eran terrenos con vocación agrícola y ganadera. Hay que consignar que para 1808 siendo Alcalde y Juez de Paz de Bani, Fray Francisco Guerrero, este poseía tierras en Cañafistol y Solorin. Este ilustre cura banilejo pertenecía a la Orden Mercedaria y murió en 1812. También los Marcano, los Tapia-Marcano y los Vargas, tenían terrenos en la zona de Las Tablas y Solorin.

Primeras Familias de Cañafistol:

Aguasvivas:                           Llegaron de Bayaguana.

Mejía:                                     Oriundos de Bayaguana.

Arias:                                     Canarios.

Pimentel:                                Llegaron de Bani.

Báez:                                      Llegaron de Paya.

Peguero:                                Oriundos de Bayaguana.

Guerrero:                              Andaluces de data muy antigua.

Jiménez:                                Naturales de León, España.

Villar:                                    Canarios.

Vidal:                                     De ascendencia holandesa.

Hay topónimos que nos llevan, como los casos de Ojeda y Pinzón, a preguntarnos: que personajes con estos apellidos, vivieron en la comarca de Cañafistol, nombre que proviene de la Cañafistola; que tiempo residieron allí? Es una nueva interrogante que se abre.

Bibliografía:

-Familias Dominicanas de Don Carlos Larrazábal Blanco.

-Documentos históricos notariales de Bani.

-Testamento de Margarita Fuentes viuda de Antonio Álvarez, fechado el 5 de septiembre de 1831.

 Nota del autor: En su época, Doña Margarita Fuentes fue la persona más rica de Bani, dado el poderío territorial de la familia Álvarez que tenía brillantes antecedentes sociales.

CAÑAFISTOL

 Se entiende que el nombre de Cañafistol que identifica esta comunidad convertida en sección en el año 1974, está relacionado con la producción de la planta de la Cañafístula, cuyo fruto incidió notablemente en la economía de la isla en la segunda mitad del siglo XVI.

Aunque no encontramos documentos que nos hablen de la explotación en esta parte del municipio de Bani; colegimos que por el primer nombre de uno de los hatos que existieron en la zona; San Marcos de Cañafistol y por la referencia que entorno a la comercialización de la cañafístula que hacen renombrados historiadores dominicanos y europeos; aquí se produjo cañafístula para ser exportada a España, la cual cambiaban por esclavos, medicinas, frutas secas, hierro, acero y cuchillo, entre otras mercancías; por lo que se entiende, era considerado un producto de gran valor.

El historiador dominicano, Jaime de Jesús Domínguez en su obra “Historia Dominicana”, editada en el 2001 por la Editorial ABC en su página 77, hace una referencia precisa sobre la presencia de la cañafístula como producto en el comercio de la colonia con España, la cual cambiaban por mercancías manufacturadas o agro industrializadas traídas desde España.

Se recuerda que para mediados del siglo XVI, la isla estaba entregada por proporciones con determinada cantidad de esclavos en lo que se llamó, el régimen de las encomiendas. Los encomenderos debían producir para pagar impuestos a la Corona, por lo que partiendo del nombre de “Hato de San Marcos de Cañafistol”, no descartamos que esta porción estuviese bajo el control de algún encomendero español y de que en la misma se produjera cañafístula, producto de gran consumo para la época por su uso como laxante.

Al consultar los nombres de las comunidades del país, encontramos al menos 3 con el nombre de Cañafistol; a saber, la nuestra, una en San Juan de la Maguana y otra en San José de las Matas.

No pudo haber sido coincidencia que Francis Drake y sus más de dos mil hombres, al ser respaldado por Inglaterra el 11 de enero de 1586, se interesara por robar la producción y dañar las plantaciones de cañafístula a su llegada a la Española. A nuestro entender este producto era vital para la economía española.

Por lo que hemos visto, todos los datos concuerdan en que los primeros habitantes de Cañafistol fueron españoles, de ahí que no puede ser sorpresa el hecho de que la mayor parte de las manifestaciones culturales, estén relacionadas con modos de vida de determinadas regiones de ese país europeo.

Del español, el fenotipo de los cañafistolenses originarios, los chuines y decimas nacidas en el convite y las verbenas de prima noche, su vinculación con la producción agropecuaria, el comercio y la jovialidad con que los residentes aquí manejan todas las circunstancias de su vida.

El hecho de que los residentes de Cañafistol valoren con esmero la importancia de los registros de nacimiento, bautizo, matrimonio y defunciones, lo que se puede apreciar en la gran cantidad de documentos que los contienen; nos hacen pensar que de alguna forma, se relacionan con el desarrollo, lo cual era y sigue siendo notable en España.

Hoy día Cañafistol cuenta con todos los elementos que pudieran encontrarse en una gran ciudad, a pesar de que mantiene el status de sección. Desde televisión por cable, con dos compañías prestando sus servicios hasta teléfono domiciliario y los sistemas de urbanización con sus calles asfaltadas, agua y energía en cada una de sus viviendas. Aunque con categoría rural, los ganaderos y agricultores del lugar se trasladan a sus predios en camionetas y camiones, dejando atrás el burro, caballo o mulo como medio de transporte para ellos y sus cosechas.

Este acto de venta que reproducimos a continuación nos da una información precisa de los inicios de Cañafistol y el nivel de organización con que se contaba: “Sepan todos cuantos este instrumento vieren como nos Juan Román, Andrés Peguero, Francisco Jiménez y juan del Villar, heredero de Miguel Peguero y Francisca Javier de Soto difuntos legítimos amos que fueron del Hato de San Marcos del Cañafistol de quienes hemos habido y heredado las tierras de dicho hato como sus legítimos herederos y así mismo certificamos que Domingo Mejía tiene en dichas tierras una parte que la hubo y compro a la referida Francisca Javier Soto con más una sexta parte que heredo su mujer Dionisia Peguero de la parte que heredo su padre Francisco Peguero hijo legítimo de los expresados Miguel Peguero y Francisca Javier de Soto y también tiene otra majita más que le compro a la misma Francisca Javier de Soto y el valor de dichas tierras es de ciento veintiséis pesos y cuatro reales y medio y para que en todo tiempo conste, le damos esta certificación firmada de nuestros puños ante el Teniente de Caballería y Comandante de este valle Don Francisco Gómez, para que el dicho Mejía use de ella como suya propia teniendo los mismos fueros y derechos que a nos tocan. Fecha en Bani en nueve días del mes de mayo de mil setecientos setenta y siete años.   

Fuente: CAÑAFISTOL: Origen y Evolución.

Autores: Luis Manuel Pimentel y Adys Jiménez de Pimentel.