El sargazo provoca un incremento en la presencia de peces en las costas del Caribe

El biólogo marino Omar Shamir Reynoso advierte riesgo de sobrepesca de dorado

Las algas también han invadido La Caleta, Santo Domingo.

Las algas también han invadido La Caleta, Santo Domingo. (Marvin del Cid )

SANTO DOMINGO. No todo lo que trae el sargazo -las algas pardas que tanto preocupan al sector turismo- es negativo. La sombra de estas algas flotantes sirve de refugio para peces pequeños y crustáceos que al ser alimento de los peces pelágicos -como el dorado y algunos atunes- los atraen a distancias mucho más cercanas a la costa.

El biólogo marino Omar Shamir Reynoso explica que la invasión del sargazo, registrada desde inicios de año, favorece la pesca en balsa, de caña y de curricán por el aumento en la presencia de dorado y peces escómbridos (atunes y bonitos) que vienen a alimentarse de las especies que forman su cadena alimenticia.

Y como el sargazo está más cerca de la costa, los pescadores no tienen que alejarse tanto para conseguir los peces, por lo que reducen su gasto en combustibles, apunta el biólogo marino.

Sin embargo, Reynoso advirtió que se debe evitar la pesca de ejemplares jóvenes o en edad reproductiva y la sobrepesca -que ya se registra en zonas como Bayahibe- para no afectar la población.

José Alberto Mota, alias Pepe el Lanchero, de Bayahibe Fishing Center, dijo a Diario Libre que los pescadores de la zona están pescando con menos frecuencia o han paralizado la actividad porque las pescaderías de allí tienen los congeladores llenos.

Pepe cuenta que el viernes un compañero suyo pescó más de 90 dorados y recuerda que antes debían irse a entre 30 y 50 millas de la costa si querían pescar mucho dorado, pero ahora encuentran el pez tras recorrer entre tres y cinco millas.

  • El sargazo provoca un incremento en la presencia de peces en las costas del Caribe

  • El sargazo provoca un incremento en la presencia de peces en las costas del Caribe

  • El sargazo provoca un incremento en la presencia de peces en las costas del Caribe

¿Por qué nos invade el sargazo?

Reynoso explica que son macroalgas pardas que habitan en el Océano Atlántico y que hay dos especies: el sargassum fluitans y el natans. El ecosistema sirve de refugio para más de 123 especies de crustáceos y peces. No se sabe cuál prevalece en el país ni cuáles son las propiedades de esta especie de algas, aunque sí que es un efecto del cambio climático que los científicos ni imaginaron.

“Algunos científicos pronosticaron que las consecuencias a mediano y a largo plazo del cambio climático tendrían incidencia en fenómenos meteorológicos como subida del nivel del mar, cambios en la marea y corriente, pérdida en la estacionalidad en las regiones (…) y alteraciones en el ritmo del deshielo, pero nadie nunca habló sobre ese crecimiento de algas”, dice el biólogo marino.

La primera invasión de sargazo de los últimos años empezó en agosto de 2011 y duró entre uno y dos meses, en menores cantidades que la actual. La segunda invasión estacional fue dos años después.

Omar Shamir indicó que el arribo del sargazo afecta principalmente la costa Caribe (sur) del país, aunque también hay “parches aislados” en Samaná por las corrientes de agua. Ya en Río Dulce, en La Romana, han registrado la entrada de sargazo y que los otros ríos que desembocan en el mar Caribe están expuestos a las algas, afirmó.

“Es un fenómeno nuevo que no sabemos cuánto va a durar”, indica el biólogo, pues los episodios anteriores han sido esporádicos.

La pesca con redes, en cambio, sí sale perjudicada por la presencia del sargazo, así como la navegación en botes de madera, que pueden romperse con la presión, y el transporte turístico marítimo. Las algas también se enredan en los motores de las embarcaciones, por lo que cada tanto deben detenerse para limpiarlos.

DIARIO LIBRE

Leave a Reply