Las lluvias de Danny no serían suficientes para mitigar sequía

Residentes en el barrio Puerto Rico de Santo Domingo Este llenan sus envases para almacenar agua debido a la sequía.Residentes en el barrio Puerto Rico de Santo Domingo Este llenan sus envases para almacenar agua debido a la sequía. (DL / Nelson Sosa)

SANTO DOMINGO. Brania Peguero reside en el barrio Puerto Rico de Santo Domingo Este y apurada por llenar algunos botellones de agua, abriga la esperanza de que la tormenta Danny traiga suficientes lluvias como para paliar la situación que ha padecido ante la escasez del líquido. Hace más de un mes que a su sector no llegaba el agua.

Sin embargo, los pronósticos acerca de las lluvias que pudiera provocar el fenómeno atmosférico son desalentadores, de acuerdo con el análisis de la directora de la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), Gloria Ceballos.

“Danny no es una tormenta que vaya a tener acumulados de lluvia significativos”, vaticina Ceballos, conforme a los cálculos actuales de seguimiento al fenómeno.

De acuerdo con la directora de la ONAMET, las lluvias que pudieran registrarse a partir del próximo miércoles no serían los suficientemente abundantes como para llenar los embalses de las presas o amortiguar los caudales de los ríos.

Esto quiere decir -según Ceballos- que Danny no tiene acumulados de lluvias que superen los cien milímetros cúbicos.

Las lluvias de Danny no serían suficientes para mitigar sequía

Imagen satelital suministrada por la Agencia Oceanográfica y Atmosférica (NOAA) que muestra a Danny, convertido en el primer huracán de la temporada en la cuenca atlántica. (Centro Nacional de Huracanes de Miami)

“Aun Danny pasando sobre nosotros las lluvias que podría aportar no van a mitigar la sequía porque los acumulados de lluvia que tiene concentrados en su centro no superan las cuatro pulgadas”, analiza Ceballos, sobre lo que podría ocurrir una vez que el fenómeno se localice próximo al territorio dominicano.

De acuerdo con el último reporte del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de La Florida, el huracán Danny ha bajado a categoría 1 con vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora.

El CNH pronostica un debilitamiento de Danny, en las próximas horas, que le convertiría en tormenta tropical al situarse por encima de las islas de Sotavento.

Mientras, Ceballos explica que para que la sequía, registrada desde inicios de 2103, se aminorara, tendrían que ocurrir significativos aguaceros a lo largo del mes de octubre, acompañado de algunas ondas tropicales.

Diario Libre

Leave a Reply